khor2_SerhiiNemyrivskyiGEtty Images_eurocoronavirusfacemask Serhii Nemyrivskyi/Getty Images

Por qué Asia y Europa responden distinto a una misma crisis

SINGAPUR/LUXEMBURGO – La COVID‑19 se ha cobrado más de 700 000 vidas, contagió a más de 19 millones de personas y provocó estragos en toda clase de economías, ricas y pobres. Pero las respuestas oficiales a la recesión inédita que enfrenta la mayor parte del mundo han sido muy diferentes. La comparación entre Europa y Asia viene al caso.

Es indudable que las dos regiones enfrentan serias dificultades económicas. La Comisión Europea prevé que la economía de la eurozona (que en 2019 creció un 1,3%) se contraiga un 8,7% este año. En el grupo ASEAN+3, integrado por los diez países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (Brunéi Darussalam, Camboya, las Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia y Vietnam) más China, Corea del Sur, Hong Kong y Japón, se prevé que el crecimiento del PIB se derrumbe al 0% este año, después de haber registrado 4,8% en 2019.

En ambas regiones las autoridades han dado una respuesta decidida, con niveles inéditos de estímulo monetario y fiscal y otras medidas para apuntalar la economía. Pero la diversidad de estructuras económicas, modelos institucionales y vulnerabilidades implica grandes diferencias en cuanto a volumen, contenido y distribución de las ayudas.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/ZKMOdbqes