buruma158_Ezra AcayanGetty Images_coronaviruscrowdphilippines Ezra Acayan/Getty Images

El virus del miedo

NUEVA YORK – En septiembre de 1923, el Gran terremoto de Kanto devastó grandes partes de Tokio, principalmente por tormentas ígneas. Hubo rumores, a menudo reiterados en los principales medios de difusión, que acusaban a los coreanos —una minoría pobre y despreciada— de planear una violenta rebelión para aprovechar el desastre. Justicieros japoneses, armados con espadas, lanzas de bambú y hasta armas de fuego, se lanzaron sobre todo quien sonara o pareciera coreano. Unas 6000 personas fueron asesinadas mientras la policía miraba y, a veces, participaba.

Este no fue un fenómeno exclusivamente japonés. Las masacres de minorías a manos de muchedumbres siguen siendo demasiado frecuentes. Recientemente, cuando los hindúes comenzaron a matar musulmanes en Delhi, la policía india fue tan pasiva —o culpable— como las autoridades japonesas en 1923. No hace falta ir muy atrás en la historia europea o americana para encontrar casos similares, o incluso peores, de linchamientos y asesinatos en masa.

La violencia irracional a menudo surge del pánico. Y el pánico puede aparecer fácilmente durante una crisis sanitaria o después de un desastre natural. La falta de información pública veraz puede derivar en teorías conspirativas, que pueden tornarse letales cuando los políticos o los medios las promueven deliberadamente.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/OT3RkQees