solana142_OMEU PoolGetty Images_EUdefense OM/EU/Pool/Getty Images

La seguridad europea después de Madrid

MADRID – Veinticinco años después de la Cumbre de la OTAN en Madrid de 1997, la capital española volverá a ser el escenario de un nuevo capítulo en la historia de la seguridad europea. En gran medida, ese capítulo lo tendrá que protagonizar Europa. En definitiva, la próxima Cumbre de la OTAN en Madrid tiene que contribuir a que los europeos demos un paso adelante y asumamos nuestras responsabilidades en lo que respecta a la seguridad de nuestro propio continente. Esa es la mejor contribución, y la más necesaria, que puede hacer Europa al futuro de la OTAN.

Hoy, el contexto histórico es el opuesto al que nos encontramos hace un cuarto de siglo. En la Cumbre de Madrid en 1997, la OTAN invitó a tres países del antiguo Pacto de Varsovia a formar parte de la Alianza: República Checa, Hungría y Polonia. Tras la firma del Acta Fundacional entre la OTAN y Rusia y la creación del Consejo OTAN-Rusia, Europa tenía por delante un futuro de acercamiento con Rusia sin precedentes históricos. A día de hoy, es evidente que poco queda de ese optimismo.

La OTAN es la piedra angular de la seguridad europea. Para un número creciente de países, la OTAN es garantía de seguridad nacional. Una de las consecuencias más importantes de la guerra en Ucrania ha sido la solicitud de Finlandia y Suecia de adherirse a la OTAN, dos países que reúnen todas las condiciones para contribuir de forma muy positiva a la Alianza. Tras la reciente decisión de los ciudadanos daneses de incorporarse a la política de defensa europea, las instituciones que vertebran la seguridad europea están cada vez más alineadas.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/TJKIHBces