palacio112_JIM WATSONAFP_via Getty Images_biden Jim Watson/AFP via Getty Images

Estados Unidos debe sanar internamente

MADRID – En 1998, la entonces secretaria de Estado de los Estados Unidos, Madeleine Albright, definió a su país como «la nación indispensable» y declaró: «Los estadounidenses nos erguimos alto y vemos más allá en el futuro que otros países». Dos décadas después, Estados Unidos sigue siendo la nación indispensable. Y sin embargo, en lugar de ver más lejos en el futuro, estos últimos tiempos parece que hubiera tenido los ojos cerrados. ¿Será la victoria de Joe Biden en la elección presidencial de este mes señal de que los está reabriendo?

Hay algo evidente: si Donald Trump hubiera obtenido un segundo mandato, el destino del país descrito por Albright estaría sellado. Ese Estados Unidos que por tanto tiempo fue un puntal del orden internacional liberal (basado en los principios universales definidos en la Carta del Atlántico de 1941) se habría perdido para siempre.

Y sin embargo, la inminente presidencia de Biden no garantiza en modo alguno un regreso al liderazgo y la visión de Estados Unidos del pasado. Es verdad que fue una victoria clara: Biden superó los 79 millones de votos, más que cualquier otro presidente de los Estados Unidos; y obtuvo la misma cantidad de votos en el Colegio Electoral que Trump en 2016, cuando este proclamó una «victoria aplastante», pese a haber perdido en el voto popular ante Hillary Clinton.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/JASA8Tces