galbraith10_jayk7Getty Images_inflation jayk7/Getty Images

Las ansiedades más profundas de los halcones de la inflación

AUSTIN – En un comentario reciente para The Washington Post, el ex secretario del Tesoro de Estados Unidos Lawrence H. Summers manifestó que “el índice de precios al consumidor aumentó a una tasa anual del 7,5 por ciento” en el primer trimestre de 2021. Yo no pude reproducir este número a partir del sitio web de CPI-U de la Oficina de Estadísticas Laborales, que reporta un incremento interanual (abril 2020-abril 2021) del 4,2%, impulsado en gran medida por un marcado rebote del 49,6% en los precios de la gasolina como consecuencia de la crisis pandémica. Si se excluyen los precios de los alimentos y de la energía, la tasa de inflación del pasado año es de apenas el 3%.

Más extraño aún es el razonamiento de Summers para proyectar futuros riesgos de inflación:

“Las presiones inflacionarias están aumentado como consecuencia del alza de la demanda generada por los más de 2 billones de dólares de ahorros que los norteamericanos han acumulado durante la pandemia; por las compras de deuda en gran escala por parte de la Reserva Federal, junto con pronósticos de la Fed de tasas de interés esencialmente cero en 2024; por aproximadamente 3 billones de dólares en estímulo fiscal aprobado por el Congreso, y por un aumento de los precios de las acciones y de los bienes raíces”.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/XZk0atEes