castaneda76_SAUL LOEBAFP via Getty Images_biden american rescue plan Saul Loeb/AFP via Getty Images

Una red de seguridad para después de la pandemia

CIUDAD DE MÉXICO – Por los estragos de la COVID‑19, la profunda recesión económica y el aumento de las tensiones raciales, muchos observadores predijeron (esperanzados unos, resignados otros) que la elección de 2020 en Estados Unidos iba a producir un cambio importante en el contrato social del país. Y felizmente, parece que no se equivocaron. Se ha formado un consenso en torno de fortalecer el estado de bienestar y las redes de seguridad social, y no sólo en Estados Unidos.

En mayo de 2019 sostuve que Estados Unidos estaba listo para un estado de bienestar más sólido. Y mucho antes del inicio de la pandemia, las plataformas y promesas de muchos de los precandidatos presidenciales demócratas (incluidos Elizabeth Warren y Bernie Sanders en el ala izquierda del partido, centristas como Joe Biden y Andrew Yang, y Michael Bloomberg en la derecha) ya indicaban un marcado giro a la izquierda en muchos temas.

Los precandidatos propugnaron programas para la provisión universal de atención médica y servicios de cuidado infantil, gratuidad de la educación pública superior y aumento de las pensiones y de las prestaciones por desempleo. También se habló de fijar el salario mínimo en quince dólares por hora, un impuesto no inmobiliario a la riqueza, el ingreso básico universal y prestaciones familiares por hijo. Además, varios precandidatos prometieron combatir el extendido racismo presente en el mercado inmobiliario y en el sistema judicial, promover un Green New Deal e incluso garantizar a toda persona que lo requiera un puesto de trabajo dependiente del gobierno federal.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/Q9akBXmes