holder1_ Tom StoddartGetty Images_girl water Tom Stoddart/Getty Images

Una agenda climática centrada en las mujeres

LONDRES – Desde el viaje transatlántico tan publicitado de la activista adolescente Greta Thunberg en un barco que no genera emisiones para asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas hasta la proliferación de protestas climáticas, el mundo es más consciente que nunca de la amenaza climática. Sin embargo, esta mayor conciencia todavía no se ha traducido en una acción colectiva de los líderes mundiales para mitigar el cambio climático, mucho menos en esfuerzos dirigidos a proteger a los grupos más vulnerables –empezando por las mujeres y las niñas.

Los hechos hablan por sí solos. Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de vivir en la pobreza, y los roles sociales sexistas que reproducen desequilibrios de poder socioeconómico hacen que las mujeres y las niñas sean particularmente vulnerables a una amplia variedad de consecuencias climáticas, entre ellas un acceso reducido a agua, comida, refugio y servicios vitales.

No sorprende que el 80% de la gente desplazada por el cambio climático sean mujeres. Es más, las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de sufrir una mayor carga laboral y menores ingresos debido a los desastres climáticos. En Sudán del Sur –uno de los países que más rápido se están recalentando en el mundo-, las sequías y las inundaciones han obligado a niñas y mujeres a caminar más lejos para juntar leña y conseguir agua, un cambio que insume tiempo y es potencialmente peligroso.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/3y45hvJes