pickering3_AHMAD AL-BASHAAFP via Getty Images_yemen Ahmad Al-Basha/AFP via Getty Images

Finalmente, ¿paz para Yemen?

PARÍS – El conflicto de larga data en Yemen está más maduro que nunca para lograr una solución. Los distintos bandos yemeníes han quedado exhaustos por la lucha y aceptaron rápidamente el llamado en marzo de António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, a un alto el fuego mundial por la pandemia de la COVID-19. El mes siguiente, la coalición en Yemen liderada por los sauditas anunció un alto el fuego unilateral de dos semanas, que luego extendió.

Los bandos enfrentados ya lograron avances significativos hacia un acuerdo de alto el fuego en negociaciones coordinadas por el enviado especial para Yemen de la ONU, Martin Griffiths. Además, el Consejo de Transición del Sur (CTS), separatista, que cuenta con el apoyo de los Emiratos Árabes Unidos, acordó en junio retomar las conversaciones con el gobierno de Yemen respaldado por los sauditas, poniendo fin así a la lucha en las provincias de Abyan, Shabwa y Socotra.

Irán, que apoya al movimiento hutí (conocido formalmente como Ansar Alá o Partidarios de Dios), no tiene motivos estratégicos para interponerse en un acuerdo. Resulta fundamental que aunque las potencias internacionales —entre ellas Estados Unidos, Rusia, China, India y los países líderes europeos— tienen dificultades para cooperar en la cuestión de Yemen, es poco probable que obstruyan los avances para poner fin a la lucha.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/5TxMVeYes