cueni1_Ridofranz_getty images_antibiotics Ridofranz/Getty Images

Una pandemia que podemos prevenir

GINEBRA – Más de uno de cada cinco estadounidenses hospitalizados con COVID-19 también contrajo una infección bacteriana. Si no reciben antibióticos eficaces, quienes tuvieron la suerte de derrotar al coronavirus podrían caer a causa de uno de estos patógenos no tan novedosos.

Lamentablemente, el proceso de desarrollo de nuevos antibióticos se está debilitando. A menos de 100 años del desarrollo de la penicilina, las “superbacterias” resistentes a los medicamentos amenazan con ganar la delantera en nuestra lucha contra las infecciones bacterianas.

En todo el planeta, las superbacterias ya representan un coste enorme para los sistemas de atención de salud. Cerca de 700.000 personas mueren cada año en el mundo debido a la resistencia antimicrobiana (AMR, por sus siglas en inglés). Sin tratamientos nuevos y mejores, la cifra podría llegar a diez millones para 2050.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/XxwfTbZes