khor3_JENS SCHLUETERAFP via Getty Images_semiconductors Jens Schlueter/AFP via Getty Images

Evitar la divisoria tecnológica global

SINGAPUR – El agravamiento de tensiones entre Estados Unidos y China aumenta la probabilidad de que se produzca una profunda divisoria tecnológica mundial que obligue a otros países a elegir bando. Hay una abundancia de escenarios preocupantes, con fracturas irremediables entre las tecnologías básicas de las que depende una amplia variedad de productos y servicios, desde la aeronavegación y los automóviles hasta la ingeniería de precisión para la robótica y los sistemas de pago para el comercio electrónico. Si esos escenarios se materializaran, las dos economías más grandes del mundo dedicarán inmensas cantidades de recursos a una competencia de suma cero por el control de las tecnologías de avanzada.

Estados Unidos y China comprenden el papel central de la tecnología como motor de sus economías y del desarrollo global. También saben que su dominio y la protección de los derechos de propiedad intelectual pertinentes pueden reforzar su seguridad nacional e influencia geopolítica, lo cual tendrá importantes efectos de retroalimentación sobre el crecimiento sostenido y la resiliencia de ambos países.

En el mediano plazo, Estados Unidos enfrenta un duro desafío a su dominio tradicional en ciencia e ingeniería y a su capacidad para la producción de componentes críticos. Por ejemplo, a pesar del papel de las empresas estadounidenses en el diseño de los semiconductores de avanzada, la cuota estadounidense de la producción mundial disminuyó de 37% en 1990 a sólo 12% en la actualidad.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/2Zg0Os1es